18 de octubre de 2013

Q. S. (Jou Gualtier)

Hola, hoy os habla Melanie McCawley. Seguimos andando de un lado para otro. Es agotador. A medida que pasan los días, el malhumor se instala en otro miembro del grupo '20. Ayer John y Jack se han peleado. No suelen discutir, pero... ¡es que son tontos! Así sin más. Ninguno de los dos quiere liderar el grupo y le empaquetan el muerto a Jou, pero después ambos tienen algo que decir a cada paso que damos y no se ponen de acuerdo. Jou pasa de ellos, es una campeona. Aunque yo ya no lo aguanto más. Si se vuelven a pelear les pego yo. Tienen 21 años, pero son como niños de 7.
Jou está durmiendo por lo que yo os voy a hablar de ella (creo que seguiría presentando a todos los miembros del grupo menos a ella misma...). La conocí a los 12 años cuando ingresamos en el colegio femenino. Siempre fue muy introvertida, es raro que hoy se haya plantado delante de mi hermano y le haya cantado las cuarenta (nadie se atreve a hacerlo. Jack ha cambiado mucho, pero Jou es la única capaz de pararle los pies y dejarlo sin palabras, lo que es muy, pero que muy raro). Siempre me ha parecido que hacen una pareja curiosa y muy fuerte.
En el colegio Jou no tenía amigas, hasta que tuvimos que hacer un trabajo sobre historia inglesa y el profesor nos puso juntas. A partir de ahí fuimos inseparables. Es mi mejor amiga y la única chica en quien confío. Las demás siempre intentan aprovecharse, debido a nuestra posición social. Sí, somos chicas ricas a las que no les faltaba de nada, pero no somos idiotas ni mojigatas ni tontas ni ignorantes (como lo son las demás...). 
Jou ha mencionado que cada miembro del grupo '20 tiene una historia trágica detrás, y es verdad. La de John es terrible, pero a Gaultier la vida no le ha sido un camino de rosas. A los seis años se quedó huérfana y pasó a ser una niña más en el sistema de acogida. Por suerte no tardaron mucho en adoptarla, y lo hizo un matrimonio francés bastante acaudalado. Por lo que se mudó a Francia y cambió su apellido español. Nadie sabe el nombre verdadero de Jou Gaultier, solo ella. Según me ha contado fue feliz con su nueva familia, pero eso no evitó que a los doce años la enviaran a un colegio privado femenino en otro país. 
Los años en el colegio femenino no fueron tan malos, aunque yo sabía que a Jou le faltaba algo... que tenía que ver con una de sus pasiones. La historia del mundo y del hombre.
En nuestro colegio, a pesar de su alto status, no se aprendía mucho de provecho. En realidad sus programas estaban orientados a convertir niñas en mujeres aptas para el mundo de la alta sociedad, sus fiestas, sus negocios y poco más. La ciencia, la historia no estaban pensadas para las chicas. Por lo que ayudadas por John Eperland (ahora John Costa), conseguimos matricular a Jou en varias asignaturas de historia impartidas en el internado de John. Un poco de hackeo informático, una nueva apariencia y aprovechándonos de que en ese internado los alumnos nuevos no tenían que pasar un examen médico, convertimos a Jou en un alumno más del internado. El único que lo sabía era John, no iba a decir nada y solo coincidían en una de las clases. Fue una experiencia muy reveladora. 
Durante ese curso, Jou conoció personalmente a mi hermano mayor, Jack, . Aunque yo no conozco todos los detalles.
Al final (pero ya al final del curso, cuando todos estábamos preparados para irnos a la universidad) se supo que Jou era una chica y que se colaba en el internado para asistir a las clases de historia. No hubo represalias (es lo bueno de ser los herederos de familias con influencias, somos intocables). Después cada uno siguió su camino, pero nos seguíamos viendo (la alta sociedad no deja de hacer fiestas por más que sus jóvenes se vayan de la ciudad o incluso del país).
Bueno, se me acaba el tiempo. En definitiva decir que Jou es una chica que cambió mucho. Dejó su timidez atrás y se hizo más fuerte. Es nuestra líder, aunque ella siga diciendo que ni es capaz ni puede dirigir un grupo de jóvenes a través de una revolución (pero hasta el momento lo ha hecho, y lo ha hecho perfectamente. De hecho, seguimos todos vivos...). Y por ello nosotros la adoramos, la queremos y la protegemos, a pesar de que las milicias y simpatizantes, así como los amigos de mr. Eps, la quieren muerta y enterrada a tres metros bajo tierra.
Para mala suerte de ellos, Jack protege a Jou y los demás cuidamos de ella. No es tan fácil acceder a ella.
Ella es el símbolo de nuestra restauración, de la salvación (solamente deseamos que esta maldita y estúpida revolución se acabe y volvamos a ser jóvenes que no tienen por qué preocuparse de si tienen qué comer, dónde dormir o si las milicias nos atacarán durante la noche o por el día).
Y es mi mejor amiga.